Go Back

Roscón de Reyes

Una receta vegana con todo el sabor de la tradicional. 

Ingredientes

  • 300 gr. harina fuerza
  • 20 gr. levadura fresca
  • 200 ml. leche de soja sin azúcar
  • 1 canela en rama
  • Ralladura de un limón y de una naranja
  • 50 ml. aceite de oliva virgen extra
  • 50 gr. panela
  • 1 cda. mermelada de naranja opcional
  • 1 cdta. anís
  • 1 cdta. esencia de azahar
  • 1 cdta. canela

Almíbar

  • 1/4 taza agua
  • 1/4 taza azúcar
  • 1 cda anís

Instrucciones

  1. En un vaso, añade la leche de soja, la canela en rama, un gajo de limón y otro de naranja y deja infusionar a temperatura ambiente toda la noche. Así potenciarás el sabor.

  2. Añade a un bol la harina de fuerza, la cucharadita de canela, las ralladura de limón y naranja, la mermelada de naranja, el azahar, el anís y el azúcar. Combina.

  3. Coge tu vaso de leche y añade la levadura fresca, mezcla bien. 

  4. Añade la leche con levadura a la harina, el aceite y amasa hasta obtener una bola (no te preocupes, es normal que se te pegue masa en los dedos). Vierte la bola en una superficie enharinada y amasa durante 15-20 minutos.

  5. Guarda la bola en un bol tapado con un trapo húmedo o papel transparente. Guarda en el horno (apagado) durante una hora, para que duplique su volumen. 

  6. Pasada la hora saca la bola, añade un poco de harina a la superficie. Utilice un objeto (como el mando de un rodillo o un mortero) para hacer el agujero en el centro. Mete las mano justo en el agujero y empieza a extender la masa hasta que obtengas la forma deseada. Asegúrate de apretar bien la masa para que no se cree aire dentro.

  7. Pon el roscón sobre la bandeja de horno (con el papel de horno debajo) y métela otros 30 min. 1 hora en el horno.

    Mientras ve preparando el almíbar, mezclando el agua, la panela y el anís.

  8. Precalienta el horno a 200º. Saca el roscón. Píntalo con la mitad del almíbar, añade la naranja natural y almendra troceada y vuelve a meterlo en el horno.

  9. Hornea durante 20 minutos. Déjalo enfriar en una rejilla y añade la otra mitad del almíbar.